1570 | 1575 | 1647 | 1657 | 1730 | 1751 | 1822 | 1822 | 1835 | 1868 | 1877 | 1906 | 1922 | 1928 | 1939 | B | 1958 | 1960 | 1960 | B | C | 1965 | 1971 | 1985
2005 | 2007 | 2010 | 2014 | 2015
Agradecemos a las fuentes consultadas
14 noviembre 2007
Terremoto TOCOPILLA
El terremoto de Tocopilla de 2007 fue un sismo registrado el 14 de noviembre de 2007 a las 15.40.53 UTC (12.40.53 hora local).
Su epicentro se localizó entre las localidades de Quillagua y Tocopilla, afectando a la Región de Tarapacá y la Región de Antofagasta, en el Norte Grande de Chile, mientras que su hipocentro tuvo una profundidad de 40 kilómetros.

El sismo, que fue percibido en gran parte de Chile, la región sur del Perú y algunos sectores de Bolivia, Argentina y Brasil, tuvo una intensidad de 7,7 grados en la escala sismológica de Richter y una duración de aproximadamente 1 minuto 35 segundos.
Las ciudades de Tocopilla y María Elena fueron las más afectadas, quedando cerca de 15.000 personas damnificadas, un centenar de heridos y dos fallecidos producto de derrumbes de viviendas durante el movimiento telúrico.
La costa de Chile se encuentra en el llamado Cinturón de fuego del Pacífico, una de las zonas más activas sísmicamente del mundo, producto de la tectónica de placas que produce la subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana.
Estos movimientos generan tensión entre ambas placas que finalmente se libera en forma de terremotos o pequeños sismos. En el último tiempo, la zona norte de Chile había sufrido el terremoto de Antofagasta de 1995 y el terremoto de Tarapacá de 2005.
El sismo fue sentido en territorio chileno desde Arica hasta Santiago de Chile, aunque las zonas más afectadas fueron las ciudades de Tocopilla, María Elena, Calama y Antofagasta donde el terremoto fue percibido con una intensidad VII en la escala de Mercalli, mientras que Arica, Iquique y Alto Hospicio tuvieron intensidad VI; en Copiapó y La Serena fue de intensidad V.
En el Perú fue percibido en Arequipa, Moquegua y Tacna con intensidad IV.
En Bolivia se apreció una réplica que se registró en la ciudad de La Paz con una intensidad III, la primera vez que ocurre un hecho similar desde 1994, y hasta fue sentido en algunos rascacielos de São Paulo, Brasil.
Una réplica de 4,5 grados se sintió en las ciudades argentinas de Córdoba y San Juan.
De inmediato tras el evento telúrico principal, se registraron una serie de réplicas de gran intensidad. Únicamente ese mismo día, se registraron siete sismos de magnitud superior a los 4,5 grados, siendo el de mayor intensidad uno de 5,7 grados apenas dos horas después del terremoto.
Al día siguiente, dos grandes réplicas sacudieron las zonas afectadas: uno de 6,1 grados de magnitud a las 12.03 y uno de 6,8 tan sólo dos minutos después.
Las réplicas continuarían en los días siguientes, pero con una intensidad menor.
Nuevas réplicas se sucedieron por más de un mes. El 13 de diciembre de 2007 fueron percibidos dos sismos, uno de magnitud 6,0 en la escala de Richter durante la madrugada y otro de 6,2 unas horas después.
El día 16 de diciembre, una réplica de 6,7 grados de magnitud azotó la región a las 5:09:20 hora local con un epicentro a 55 km al SSE de Tocopilla.
En los primeros minutos tras el evento telúrico, fueron tomadas medidas precautorias en las principales ciudades costeras ante la eventualidad de un tsunami, que luego sería descartado.
El terremoto provocó cortes en los servicios de electricidad y telefonía en las principales zonas afectadas que serían restablecidos durante el curso de la tarde, mientras que en la madrugada se produjo un apagón en las regiones de Iquique y Antofagasta, mientras que el suministro electrico llego cerca de las 6:30 de la mañana aproximadamente.
Tambien se produjeron desprendimiento de cornisas y derrumbe de viviendas menores (principalmente antiguas y de adobe), [16] especialmente en la antigua oficina salitrera de María Elena, donde un 70% de las viviendas presentan daños. [3] En tanto, las actividades mineras fueron suspendidas en la zona debido a algunos derrumbes menores como los ocurridos en el mineral de Chuquicamata. Un derrumbe en la Ruta CH-1 que conecta Tocopilla con Iquique dejó a 50 trabajadores aislados.
La última réplica del 16 de diciembre causó algunos problemas en las localidades de la Primera y Segunda Región, como cortes de electricidad, hundimientos de calles, roturas de estanques y matrices de agua, paralización de varias faenas mineras y por derrumbes en la Ruta CH-1, bloqueó casi por completo el tramo que va desde Tocopilla a Iquique.
Efectos en Antofagasta.- Por su ubicación geográfica sobre una sólida base rocosa, no hubo mayores estragos ni derrumbes en Antofagasta. Sin embargo, existieron cortes eléctricos durante todo el día del terremoto, un colapso de las telecomunicaciones y daños menores.
El hecho más destacado fue la caída de la cornisa del Hotel Radisson sobre dos automóviles, cuya imagen fue difundida por diversos medios de comunicación internacionales. El Aeropuerto Internacional Cerro Moreno tuvo serios daños en la pista de aterrizaje y fue cerrado preventivamente durante algunas horas y varios edificios fueron desalojados.
Efectos en Tocopilla.- La ciudad más afectada fue Tocopilla, ubicada a 35 km al oeste del epicentro, quedando con un saldo de 2 muertos, 115 heridos graves, 2600 casas destruidas completamente y 15 mil personas damnificadas. El gobierno y la municipalidad de Tocopilla se encargaron de entregar recursos, casas provisorias y ayuda inmediata para la atención de la gente y la reconstrucción de las casas.
Los dos muertos del terremoto fueron habitantes de Tocopilla. Una anciana de 88 años falleció producto de múltiples fracturas luego que un muro se derrumbara sobre ella mientras iba caminando por la calle durante el terremoto, mientras que la segunda fue una mujer de 54 años, la cuál murió luego que su casa se derrumbara sobre ella. El gobierno chileno inició de inmediato las labores de ayuda a las personas damnificadas. El ministro del Interior, Belisario Velasco se dirigió de inmediato a las zonas afectadas junto a los titulares de las carteras de Obras Públicas, de Salud y de Vivienda y Urbanismo, mientras que la presidenta Michelle Bachelet llegó al día siguiente.
Más de 500 viviendas de emergencia fueron enviadas de inmediato hacia el Norte Grande y la Fuerza Aérea de Chile estableció un hospital de campaña para atender a los lesionados, y los más graves fueron trasladados al hospital de Antofagasta, puesto que el hospital de Tocopilla presentaba diversos daños estructurales que impiden su uso.
Algunos países ofrecieron ayuda para los afectados del terremoto: Argentina, Venezuela, España, Japón, Perú y Ecuador, e incluso los presidentes de estos dos últimos países (Alan García y Rafael Correa, respectivamente) contactaron en forma personal a la presidenta Bachelet el día 15 de noviembre para materializar su ofrecimiento.
El Ministerio de Relaciones Exteriores fue finalmente la entidad que resolvió aceptar dicha ayuda y organizar de qué manera se enviaron los recursos.
Con el fin de coordinar las acciones de emergencia, el gobierno central decidió establecer una "ministra en campaña", siendo designada la subsecretaria de Carabineros Javiera Blanco. El gobierno fijó como meta la entrega de 2.500 viviendas de emergencia antes del 24 de diciembre para las personas en peores condiciones con el objetivo de que "ningún tocopillano pase la Navidad en una casa en ruinas o en carpas". Además, se estableció la necesidad de reconstruir la comisaría y el hospital de Tocopilla. Según Blanco, los catastros realizados estimaron que cerca de 6 mil hogares debieran ser reconstruidos, por lo que cerca del 30% de las viviendas de las zonas afectadas tendrían que ser demolidas.
FUENTE: Wapedia.mobi