Agradecemos a las fuentes consultadas
Algo sobre Chile y su mar

REFERENCIA GEOGRAFICA
Chile es una república cuyo territorio se extiende por el oeste y suroeste de Sudamérica; limita al norte con Perú, al este con Bolivia y Argentina, y al sur y al oeste con el océano Pacífico.
De norte a sur tiene una longitud aproximada de 4.300 km y una anchura promedio de 177 kms.
En la costa meridional de Chile se encuentran una serie de archipiélagos, desde Chiloé hasta las islas Diego Ramírez, el punto más meridional del continente sudamericano; entre ellos pueden mencionarse el archipiélago de los Chonos, el archipiélago de las Guaitecas y la parte occidental de Tierra del Fuego.
Otras islas pertenecientes a Chile son las de Juan Fernández, la isla de Pascua, la de Sala y Gómez y la de San Félix y San Ambrosio, todas ellas en el Pacífico sur.
El país tiene una superficie total de 756.626 km2. Además, Chile mantiene una soberanía histórica en la Antártica, entre los 53º y los 90º de longitud Oeste.
EL FONDO MARINO
El margen continental chileno se caracteriza por ser uno de los más activos, tanto sísmica como tectónicamente, es un margen típico de convergencia y se origina debido a la colisión de la placa de Nazca con la placa Sudamericana.
La fosa Chile es una depresión continua del fondo marino que se extiende por más de 5.000 kilómetros desde Ecuador hasta Tierra del Fuego. A lo largo de su extenso recorrido presenta importantes cambios, tanto en su morfología como en la distribución de los sedimentos, lo cual permite dividirla en tres regiones.
- La región norte se extiende entre los 18º y los 27º S y se caracteriza porque los sedimentos que cubren el eje son de poco espesor o no existen.
- La región central entre los 27º y 32º S constituye una zona de transición, cuya característica más notable es la disminución de la profundidad en el eje de la fosa, con un máximo de 350 metros de espesor de los sedimentos.
- La región sur se inicia a los 32º S, donde la fosa presenta un importante aumento en la cantidad de sedimentos, por lo cual su eje cambia de un cañón angosto a una depresión ancha y plana. En el extremo sur la fosa prácticamente desaparece como rasgo topográfico debido a que se encuentra cubierta de sedimentos producto de la erosión glaciar.
A la altura de los 46º S la dorsal de Chile converge oblicuamente con el continente, constituyéndose en un límite estructural y topográfico entre las placas Antártica, Sudamericana y de Nazca, motivo por el cual a este sector se le denomina Triple Unión.
La dorsal de Chile es un relieve submarino que se bifurca a los 35º S- 110º W de la dorsal del Pacífico oriental y se prolonga oblicuamente hacia el continente sudamericano para converger aproximadamente en los 47º S.
En sus dos extremos conforma la unión de tres placas litoféricas, en un extremo se unen las placas de Nazca, del Pacífico y Antártica, y en el otro las placas de Nazca, Sudamericana y Antártica.
El relieve submarino del Pacífico Oriental presenta una importante cantidad de islas y montes submarinos, todos ellos son de origen volcánico, que en la mayoría de los casos nunca alcanzan la altura suficiente como para emerger.
En el área de interés nacional existen dos alineamientos que dan origen a islas. El mayor de ellos es el alineamiento de Isla de Pascua, que se extiende desde esta isla hasta alcanzar el continente, y en él se encuentran las islas Salas y Gómez, San Félix, San Ambrosio y un gran número de montes submarinos, intercalados en una banda de 200 kilómetros de ancho.
Al sur de este alineamiento entre los 32º 30’ y 33º S, hay un segundo alineamiento de menores dimensiones, que se prolonga en dirección oeste-este en una extensión de 424 km de largo y 50 km de ancho, donde se encuentran las islas Robinson Crusoe y Alejandro Selkirk.
MAS SOBRE EL MAR CHILENO
Chile se asoma sobre el mayor de los océanos del planeta: el Pacífico, que tiene unos 144 millones de kilómetros cuadrados. Frente a nuestras costas, el fondo del océano es una amplia cuenca con unos 3.500 metros de profundidad media, aunque existen fosas de 7.000 y hasta 9.500 metros.
Las aguas del Pacífico Sur cubren una corteza terrestre inestable, que se revela en los terremotos y las manifestaciones volcánicas.
El volcanismo da origen a los llamados maremotos y también a las islas como es el caso del archipiélago de Juan Fernández (formado por las islas Róbinson Crusoe, Alejandro Selkirk, y el peñón llamado islote de Santa Clara) y la isla de Pascua.
El mar chileno no sólo constituye un elemento esencial de las comunicaciones o un factor regulador del clima, sino que encierra una gran riqueza minera y biológica. La extensión de nuestro litoral contiene aguas de características muy variables por su contenido de salinidad y grados de temperatura, como también sales nutritivas minerales.
Las aguas frías tienen un alto contenido gaseoso y además son muy ricas en compuestos nitrogenados minerales, a diferencia de las aguas templadas y cálidas. En consecuencia, el fitoplancton es mucho más abundante en los océanos polares que en los ecuatoriales.
En Chile por su gran extensión oceánica, las aguas reúnen particularidades distintas en cuanto a su composición mineral y salina. En el océano abierto y más allá de las 600 millas del litoral, las aguas superficiales son muy fáciles de reconocer; en cambio, cerca de las costas litorales, la influencia de corrientes marinas altera los procesos dinámicos normales, incluyendo la vida de la fauna marina.
A lo largo del litoral chileno se extiende y desarrolla la Plataforma Continental con un ancho que varía entre los 3 a los 60 kms, con una profundidad media entre los 200 y 300 m.
El origen de la Plataforma Continental es tectónico (movimientos de la corteza terrestre), presentando un alto número de cañones submarinos y fondos de roca sin recubrimiento sedimentarlo en la parte Norte del país.
Esta característica tiene una importancia vital en el desarrollo de las pesquerías de peces y crustáceos de fondo. Mientras que en el sector austral y antártico la Plataforma presenta acumulaciones sedimentarias de hasta 2 kms de espesor, lo que reviste gran importancia en la búsqueda de petróleo.
El fondo marino está formado por las líneas litorales, la Plataforma Continental, el talud continental y la planicie abisal o suelo oceánico. Mientras que las masas de agua constan de una zona costera y una zona oceánica.
(FUENTE: web PROFESORESONLINE.CL)